lunes, 4 de marzo de 2013

Candy melts

¿Qué son? / ¿Para qué sirven? / ¿De qué estan hechos?

Candy melts y las grasas trans o hidrogenadas


Seguimos de estrenos, si el viernes inauguramos la nueva sección de cócteles y bebidas festivas, viernes on the rocks, iniciamos la semana con una nueva sección: lunes, a la cama no irás... sin saber algo más. Esta es la idea: trucos de repostería, información sobre ingredientes, sobre técnicas... Hace unas semanas publiqué unos cakepops de San Valentín, al final del post escribí sobre candy melts versus chocolate blanco, allí os comenté que en mis cakepops siempre utilizo chocolate blanco, nunca Candy melts. Por los comentarios del post vi que es un tema que os puede interesar. Así que hoy vamos saber más de este producto de repostería americano.

Candy melts y las grasas trans o hidrogenadas



¿Qué son los Candy melts? 

Las candy melts o candy coating, son pequeñas grageas o pastillas de caramelo fundible. Recordad esto, caramelo, NO chocolate, luego lo veremos. Se venden en bolsitas de unos 300gr, en un montón de colores y, normalmente, con sabor vainilla o chocolate. Las más conocidas son las de la marca Wilton. 

¿Para que se utilizan?

Creo que el uso más extendido de los candy melts es de cobertura para cakepops, también para hacer piruletas y decoraciones para cupcakes.

¿Pero de qué están hechas las Candy melts?

Ahora llegamos al quid de la cuestión. He leído infinidad de posts y tiendas online donde en la descripción dice “pastillas o gotas de chocolate fáciles de fundir”. Sin que sirva de precedente, compré una bolsa y hice una foto a los ingredientes. Podéis leer.

Candy melts y las grasas trans o hidrogenadas


Cómo veis no hay una sola mención de cacao, manteca de cacao o similar. Así que ya podemos descartar la definición de “chocolate”. Las Candy melts no es chocolate, como su nombre bien indica, sino sería chocolate melts o cacao melts... Pero de entre sus ingredientes hay algo más intrigante: aceite de semilla de palma parcialmente hidrogenada. A mi entender, ahí está el verdadero problema de los candy melts. Las grasas hidrogenadas son peores que las grasas saturadas animales, porque además de subir el colesterol malo, bajan el bueno.

Candy melts y las grasas trans o hidrogenadas

¿Qué son las grasas hidrogenadas?

También conocidas como grasas trans. Son aceites vegetales que se le añade hidrógeno, de este modo se solidifica el aceite y se le da estabilidad. Este proceso de hidrogenación persigue dos cosas: obtener aceites sólidos más baratos y que los alimentos perduren con un aspecto agradable más tiempo. Además de en las Candy melts, podemos encontrar aceites hidrogenados en toda la bollería industrial, en snacks dulces y salados, y en la mayoría de alimentos precocinados. Es importante mirar las etiquetas de los productos que compramos. Si es aceite de oliva o de girasol se indica en la etiqueta, si por el contrario sólo dice aceite o grasa vegetal, probablemente será hidrogenada o trans. La ingesta diaria de grasas trans aumenta el riesgo de padecer trastornos y enfermedades coronarias. 

Candy melts y las grasas trans o hidrogenadas

Conclusión

He de decir que al escribir este post ya tenía una opinión formada sobre las Candy melts. Es verdad, comemos muchos productos con grasas hidrogenadas, pero... ¿por qué utilizar un producto que lleva grasas trans cuando podemos utilizar chocolate que es mucho más sano y natural? La gracia de cocinar en casa es elaborar platos más sanos y con productos de mejor calidad. Al añadir candy melts a nuestros cakepops los ponemos al mismo nivel que el resto de bollería industrial. 

La segunda conclusión de este post, está clara, debemos mirar siempre las etiquetas de los alimentos que compramos. Poco a poco, hemos interiorizado que antes de tomarnos un medicamento debemos leer el prospecto. Sería lo mismo con los alimentos, leer los ingredientes es esencial. 

¿Qué os ha parecido esta nueva sección? Hemos empezado fuertes ¿no? ¿Conociáis las grasas trans o hidrogenadas? 

bsitos ;*
Delgraphica

Si queréis saber más de las grasas hidrogenadas